10 may. 2007

Un día de furia

No chavales, no es el título de una película de Michael Douglas, tampoco una de Bruce Lee, es un día difícil en la rutina de un emancipado. Después de un duro día de trabajo, luchando con los trones y demás bytes, me toca lidiar con la vida. A la vuelta del trabajo me paso por una oficina de Correos, de esas especiales que abren por la tarde para enviar unas cartas certificadas. Llego a casa y me pongo a pensar en las tareas que hay que abordar: reparar el escurreplatos que había sufrido una avería, poner un perchero que tenia un error de diseño y me toca ñapear un poco para que pueda colocarlo en condiciones (putos alemanes), hacer la compra, fregar los cacharros y poner la lavadora.

Hecho el planning, toca acometerlo, para ello me voy a una ferretería a buscar la pieza necesaria para arreglar el escurreplatos, tras la segunda ferreteria que visito la encuentro, luego voy a un chino para lo del perchero que siempre hay DE TODO lo que necesitas y allí compro unas escarpias especiales -si no encuentras algo en un chino, es que no existe, deja de buscar-
Me voy a comprar pescadito para cenar y el pan. Hecho.

Al llegar a casa me lío con las herramientas y me acuerdo de la madre de los alemanes ¿porqué siempre ponen piezas de más en todo? Tras arreglar las cosas, el siguiente punto es la cena, me curro una cena que ni Arzak y la dejo lista para más tarde.
Tras la super comida toca limpiar los cacharritos, que joder lo que se mancha todo.

El siguiente punto es la ropa, toca meterla en la lavadora, echar el polvo mágico (guarrones, me refiero al detergente), y esperar a que termine la faena -qué cachondo está sonando-
el fallo de las lavadoras es que no tienden la ropa, a ver qué pasa con los chinos, si inventan una lavadora en condiciones y se dejan de cigarrillos a pilas!!!

Y ahora sólo queda esperar a tu amorcito para que te diga que la cena es una mierda, la cocina esta sucia, no se dé cuenta de todo lo que has comprado y arreglado, y no te ayude con la puta ropa. Sí amigos, esto es un día de furia en la vida de un feliz emancipado jejejeje. No todo iban a ser fiestas y cachondeo, mamones.

Más madera.-

No hay comentarios:

Contacto

lacaraba@gmail.com