27 abr. 2009

Remodelación de General Ricardos

Las obras de remodelación en la calle General Ricardos provocarán el corte del tráfico durante tres meses, de los carriles de bajada que van desde la calle Joaquín Martín hasta la glorieta de Marqués de Vadillo.

La circulación de vehículos de la calle General Ricardos desde Marqués de Vadillo dirección Avenida de Oporto se mantendrá abierta con dos carriles de circulación.

El proyecto de remodelación integral de la calle General Ricardos afecta al tramo comprendido entre la glorieta de Marqués de Vadillo y la calle Eugenia de Montijo, y las actuaciones se centran en ampliar el espacio peatonal, mejorar la accesibilidad y las condiciones ambientales y estéticas de la zona.

Noticia completa en:
www.elmundo.es
www.europapress.es

Noticia relacionada, publicada hace mucho: www.adn.es

25 abr. 2009

Albondiguillas

En muchos momentos te toca presenciar la típica actividad que por su carácter personal debería ser realizada en la intimidad, son esos casos en los que te topas con un sujeto en frente de ti, durante un desplazamiento en transporte público (mayormente en Metro) y el/la susodicho/a empieza a horadar en uno de los orificios de su nariz hasta encontrar ese tesoro, que al sacarlo, de color indefinible, necesita de una elaboración, maleable, dúctil al principio, y albondiguilla al final, para luego pasar a otro cuerpo; Y es en el instante de la transferencia de un cuerpo a otro, por motivos varios (lanzamiento, resbalón, caída...) cuando uno se puede descojonar de la situación al ver como rueda hasta la persona más cercana al sujeto, o sentir asco de la cercanía personal con una albondiguilla ajena, extraña, forastera, impropia, que no quieres que te llegue pero que puede llegar a pegarse a ti cual espiga durante un paseo por el campo.

Otro momento de producción en cadena de albondiguillas es la parada de un semáforo, en la parada de un semáforo uno suele mirar a veces a los vecinos de semáforo rojo, que con nervios y ansiedad esperan el cambio de luz a verde para salir disparados, (ya sabéis que un segundo en un semáforo de Madrid es toda una vida) y siempre hay algún productor de albondiguillas que elabora las suyas propias y las va acumulando en el salpicadero o en algún lugar escondido de su vehículo, esto que parece banal tiene que ser por fuerza contaminante y fomentar el cambio climático, y si no que se lo pregunten a mi primo que es químico, y seguro que ha pasado por éste trance. Yo, propongo un acto en contra de la producción de albondiguillas contaminantes, para que así no tengamos que presenciar más tal hecho en público.

Más madera.

22 abr. 2009

Conduce con responsabilidad

La anécdota de hoy me ha sucedido justo antes de entrar al trabajo, en un semáforo que tengo que cruzar para llegar a la acera donde están ubicadas las oficinas de mi empresa.
Como todos los semáforos que tienen el típico botón de "peatón pulse" mucha gente antes de cruzar lo pulsa y espera mientras el muñequito está en rojo y los coches pasan, cuando el muñequito está en verde la gente se dispone a cruzar, no inmediantamente, porque siempre hay algunos que se saltan los semáforos, pero esta vez tras 2 o 3 segundos, que eso en un semáforo de Madrid es toda una vida, después de que el muñequito estuviera en verde me pongo a cruzar como el resto de los que esperaban, y al poco por mi derecha viene un coche cuyo conductor iba tan tranquilo conduciendo con una mano en el volante (su mano derecha) y la otra en el móvil (la izquierda), lo he visto claramente porque ha pasado delante de mi, justo cuando yo estaba en mitad del paso de cebra, el tipo ni se ha enterado de que el semáforo estaba en rojo para los coches, ni que pasaban peatones por la calle, concluyendo que si hubiera atropellado a cualquier viandante no se hubiera dado cuenta hasta muy tarde y sin remedio.
La conclusión que saco de este episodio es que nunca usemos el móvil conduciendo sin un sistema manos libres, porque seguro que nos vamos a distraer muchísimo más de lo que imaginamos. El gilipollas éste seguro que tendrá un disgusto de seguir así de distraído mientras conduce, pues ya os dije que el semáforo llevaba unos 3 segundos en rojo para los conductores y el paso de cebra estaba lleno de gente que cruzaba la calle.

16 abr. 2009

Carabanchel, sesenta años Madrid

El Ayuntamiento publica el libro del periodista Ángel de Río, 'Carabanchel, sesenta años Madrid', que trata la incorporación de los dos carabancheles, Alto y Bajo, a la capital como distritos.

El Madrid que dio la bienvenida a Carabanchel hace seis décadas tenía la mitad de población que hoy y, según cuenta Ángel del Río, suspendía en verano los semáforos para que los ciudadanos no tuvieran que esperar bajo el sol. Era una ciudad difícil, donde se cobraban salarios un 35% inferiores a los de antes de la guerra, y donde los 20 hoteles existentes convivían con una cabaña de 19.000 vacas lecheras.

Noticia completa en www.madridiario.es

14 abr. 2009

Resolviendo la crisis

Resolviendo la crisis en un barUn día de estos, en una noche cualquiera, en un bar de copas de Carabanchel en los que recalamos, unos amigos y yo estábamos resolviendo la crisis mundial y divagando sobre un negocio para hacerse multimillonario, pero no un negocio cualquiera como un limpiador de arena de chanclas en la playa de Benidorm, un sexador de pollos automático o un dispensador de galletas de la fortuna, no, de eso ya hablaremos otro día, el negocio mezcla lo ecológico con lo cultural y lo comercial con lo gastronómico: cooperativa de cerdos de granja de crianza biológica, nombre en clave CCGCB.

Esto que parece una soberana gilipollez puede ser el éxitoso negocio que a un granjero Emprendedor puede llevar a entablar la lista que ahora ocupa Amancio Ortega o Warren Buffet, dejarse de buscar esposa en programas de la tele.
La cosa bien puede empezar como una cooperativa democrática en la que todo socio pueda ser partícipe del aseo, alimentación y reproducción del bicho, llegando a formar un número creciente de animalitos hasta obtener una piara de prestigio.
En la línea del negocio habría que definir varias cuestiones, como el público objetivo, la Rentabilidad de cada bicho y la posible salida a bolsa -ya sabéis que la empresa que no cotiza en el Nasdaq, no existe-

Bueno, ya la cuarta copa me inspiró otra teoría relativa al negocio: el fraccionamiento del pago de un bicho con devolución en especies. Esto consiste en que pagues por adelantado un jamón, chorizo, salchichón o similar y cuando se sacrifique el animalito para convertirlo en producto final será cuando se sirva al cliente. (Se aceptan tickets restaurant para el pago, ojo). Tras la quinta copa, ya nadie coordinaba lo suficiente para decir algo coherente, de manera que el negocio está en el aire para que alguien lo tome como referencia y se acuerde de quien generosamente le dio la idea.

Nos vemos en los bares.

8 abr. 2009

Esos perfumes

Son, tus, perjumes de mujer, la la la la la ...
Son tus perjumes de mujer, los que me sulibeyan...
Qué colonias, qué perfumes se echan algunas por la mañana, hay que joderse, que hasta llega uno mareao al trabajo del aroma que desprenden algunas.
Y a la par que me acuerdo de las fragancias femeninas no puedo dejar de contaros la que veo algunas veces en el autobús que me lleva al trabajo y es una chavala que se va pintando los ojos y las pestañas como si tal cosa, sin vergüenza ni pudor, se saca una cucharita (de las de comer) y hace una operación muy complicada que no termino de comprender para qué es, si para estirarse las pestañas o para aplastar el rimel o lo que se ponga en las pestañas, en una mano el espejo donde se mira y en la otra la cuchara, muy cómico pero así es la cosmética femenina: antes muerta que sencilla.
En el metro las anécdotas y personajillos son aún más variopintos, también desagradables algunos, como la mujer que vi delante de mi que se estaba cortando las uñas, un poquito de por favor, que no es el baño de tu casa y molesta mucho que te salte una uña que no es propia a la cabeza.

Semana Santa

TorrijasSemana Santa, tiempo de descanso, reposo y recogimiento, amenizado por la literatura sacra, con sus procesiones, sus devotos y sus sacrificados procesionarios.
A mi lo que más me gusta de la Semana Santa son las torrijas, las almendras garrapiñadas y los días de descanso que suponen hacer un alto en el camino de la rutina laboral. También un poco la música que acompaña a los pasos de Semana Santa durante una procesión, es muy buena, en general.
Lo que menos, el fanatismo religioso de algunos, me llama la atención la gente que critica otras religiones y las celebraciones extremistas que hacemos en nuestro país no se critican sino que se respetan como parte de la cultura y el folclore del país. A ver si abrimos un poco la mente y distinguimos lo que es creer y tener fe en algo de lo que es fanatismo y extremismo.

Hablando de torrijas, hoy se ha traído una compañera las torrijas que ha hecho en su casa,
porqué todo el mundo piensa que le salen bien las torrijas, y que las suyas son mejores
que las del vecino. Un poquito de por favor, que las buenas torrijas son las que cojo yo,
digo, que hago yo.

Battlestar Galactica

Battlestar GalacticaBattlestar Galactica es un serie de ficción cuyo argumento es la vida de unos militares que transcurre en una nave espacial e intentan proteger la vida de la especie humana contra el ataque de los Cylon, máquinas creadas por el hombre que se revelarón en su día contra los humanos, son autónomas, con los mismos rasgos que los humanos y según parece los mismos instintos de destrucción y supremacía.

Te hace pensar como en otras series del mismo género en la dualidad hombre máquina, si llegamos a crear una máquina cuya inteligencia artificial sí tenga la capacidad de aprendizaje y memoria que se autogestione, ¿qué pasaría? Se revelarían contra sus creadores, cometerían los mismos errores que sus creadores o aprenderían de ellos, podrían decidir entre escoger lo bueno y lo malo, ¿sabrían distinguirlo?

Estas películas me encantan, en Battlestar Galactica no entran a filosofar sobre ello, pero sí te dejan a ti pensar sobre otro tipo de vida, sobre la grandeza del Universo y cómo otra vida puede existir en alguna parte de otro planeta, galaxia o constelación. Supongo que hasta que la tecnología no nos permita realizar saltos en el espacio y transportarnos a lugares muy lejanos sin
que pasen años luz no será posible conocer y dar respuesta a lo que muchos han pensado algún
día: estamos sólos o hay vida más allá de lo que conocemos.

A quien le guste la ciencia ficción, mezclada con naves espaciales y demás, le recomiendo esta serie.

Contacto

lacaraba@gmail.com