20 ago. 2007

Reencuentro con el trabajo

El primer día que empiezas a trabajar después de tus vacaciones es una mierda, no das pie con bola, ya la noche la pasas regular siendo consciente de que se acabó lo bueno y empieza la vida real, porque yo me he despertado a mitad de noche, y luego hasta que suena el despertador duermes na y menos.

Ya empieza mal la cosa cuando despuès de vestirte se te engancha la trabilla del pantalón con el mango de la puerta y se te rompe.

Luego sales de casa, tomas el autobús, al cabo de un rato cuando cosigues sentarte descubro que tenia la bragueta bajada, ejem, que iba más que dormido.

Durante el trayecto en el segundo autobús, dícese de la puta cafetera verde, me percato que mi camisa limpia y planchada se va ensuciando de carbonilla negra que cae del techo a través de unas rendijas por donde saldría el aire acondicionado cuando el cacharro era nuevo. Así que me cambio de sitio porque sigue cayendo mierda, y a la par me cago en la puta madre de los responsables de estos autobuses por enésima vez que no hacen nada para mejorar el servicio, ni aunque se lo recete el médico. Hijos de puta!!!

Lo mejor ha sido el grato recibimiento por parte de mis compañeros, ni que decir tiene que se agradece mucho tal cual empecé la mañana.

Ya os contaré la ruta turística que hice estas vacaciones, ha sido muy buena por los sitios tan bonitos que he descubierto.

Más madera.-


No hay comentarios:

Contacto

lacaraba@gmail.com