23 mar. 2007

Cafeteras verdes con ruedas

Como cada mañana tomo un autobús interurbano para llegar hasta el trabajo.
Estos autobuses son dobles, también conocidos coloquialmente por gusanos o guaguas, el caso es que el servicio que prestan está sobredimensionado porque es demasiada la gente que subimos allí, y todos vamos cual ganado, que lo mismo da las condiciones en las que viajen si el destino es morir en el matadero.

Yo siempre voy leyendo -como buenamente puedo- y así consigo abstraerme del resto del mundo, hoy me ha despertado de mi lectura unos gritos de peligro que me incitaban a prestar atención al mundo real, humo!!, humo!!, hay humo, nos asfixiamos!!! El caso era que estaba metiendose humo en el interior y afuera se veía salir mucho humo cerca de las ruedas del autobús. La gente no paraba de gritar sin hacer nada, yo abrí la ventanilla para por lo menos respirar una bocanada de aire mañanero.
Al final el conductor paró el bus en medio de la nada y nos apeamos para tomar otro bús, con la indignación y el susto del momento. Esto es una de las anécdotas que vivo a diario en las cafeteras verdes, otros días (cualquier día de lunes a viernes) en una de sus paradas puedes contemplar el mejor pugilismo amateur, entre personas que intentan subir por todos los medios a la cafetera.

El número de la línea es 561. Si quereis una aventura mañanera os invito a cogerla en Colonia Jardín. Buena suerte.

Más madera.-

2 comentarios:

Valdu dijo...

Anda, esa cafetera verde la cojo yo para visitar a Tania. Lo que pasa es que me pierdo el wrestling amateur porque no suelo cogerla a horas punta.

Alejo dijo...

Pues tú te lo pierdes, por el mismo precio del abono, tienes contactos con tacto matutinos, y un montón de aventuras que ya quisieran los del Parque de Atracciones jejeje.

Contacto

lacaraba@gmail.com