25 mar. 2008

Un día cualquiera con sorpresa

Teclado para programatas Llegó el día D y la hora H.
Después de muchas quejas y mucho esfuerzo para conseguir sacar el trabajo adelante en contra de la más ineficiencia industrial creada por el hombre para realizar un trabajo, por fin, me cambiaron el terminal tonto por un simple pc convencional con su disco duro, su dvd y sus puertos usb. Ahí es na.

Enumeraré la serie de tormentos con los que he tenido que lidiar a diario:

El tiempo de inicio tras arrancar la máquina era superior a 5 minutos.
Cuando se bloqueaba algo no se podía matar el proceso correspondiente ni reiniciar la tarea, tenia que reiniciar obligatoriamente el sistema entero.
Para guardar algo tenia que recorrer una serie de unidades y directorios hasta llegar a tu espacio asignado en la red.

En el procesador de textos conocido por todos se producían problemas de scroll.
El navegador no podía abrir la mayoría de las páginas. Incluso presentaba dificultades para gestionar las páginas corporativas y aplicaciones via web.

Al no tener disco duro, no podía almacenar nada en local, ni un mp3, ni una película didáctica...
Las aplicaciones no podían cachear un fichero temporal cuando lo necesitaban, dependian del espacio asignado al perfil de usuario y éste es de apenas 640Kb, lo que en su día era suficiente para Bill Gates pero que hoy en día con el Office que inventó su empresa hacen falta lo menos 640Mb.

No se podía bloquear la pantalla cuando querias dejar tu puesto solito. No se podía cambiar la contraseña. No tenias acceso a una consola de comandos. No tenias posibilidad de matar o reiniciar un proceso o una aplicación que se habian quedado colgados.

En fin, ahora me han puesto un pc modernito con su disco duro, sus puertos USB, su DVD... para que curre todo lo que pueda y más JAJAJAJA., qué vida le estoy dando al disco y a la red.

He de compensar todo el tiempo perdido.
Más madera.-

1 comentario:

MuÑoNeS dijo...

Peazo vólido tienes ahora Alejo. Los nuevos post en los blogs amigos no se te resisten!!!!

Eso sí, a ver si le damos caña a La Caraba.

A cuidarse

Contacto

lacaraba@gmail.com