19 ene. 2007

Gary Kildall. I

Pudo cambiar el futuro del mundo, sólo cambió su vida.
Gary Kildall fue quien creó el primer sistema operativo de disco para ordenadores llamado CP/M (Control Program for Monitor, la barra inclinada tenía antes la acepción de "diseño para").

Cuando en la década de los 70 IBM barajó empresas a la hora de decidirse a comprar un sistema operativo para sus Pc’s tenía dos opciones:
- Microsoft, fundada por Bill Gates y Paul Allen.
- Digital Research Inc, fundada por Gary Kildall.
Los ejecutivos de IBM contactaron con Gary para comprar su sistema operativo CP/M por 200.000 dólares más una comisión de 10 dólares por cada copia vendida. Además, querían cambiarle el nombre a Pc-Dos. Gary dijo que no, así los negociadores de IBM contactaron con Bill Gates y Paul Allen. Microsoft no tenia un sistema operativo pero Bill Gates mintió y dijo que sí tenían uno, lo compraron a Seattle Computer Products por 50.000 dolares, era el Q-Dos una imitación del CP/M, Gates le cambió el nombre por Ms-Dos y se lo vendió a IBM, le pagarían una comisión por cada copia vendida y Microsoft conservaría los derechos sobre el sistema operativo, lo cual significaba que podían vendérselo a quienes ellos quisieran.

Los Pc´s de IBM se convirtieron pronto en un estándar en la industria de los ordenadores personales y como el precio de sus máquinas era elevado comenzaron a fabricarse los ordenadores clónicos, compatibles con los de IBM. El negocio que perdió Gary Kildall fue éste, pues cada sistema operativo instalado en un Pc era MS-Dos y no CP/M, como Gary conocía que Ms-Dos era una imitación de su creación amenazó con demandar a IBM y estos propusieron dejar al comprador la elección del sistema operativo, Gary aceptó porque pensó que la competencia era buena y sabía que su sistema operativo CP/M era mejor.
La jugada sucia estuvo en que IBM vendió sus máquinas con Ms-Dos a 40 dólares o con CP/M a 240 dólares. Tú cual elegirías.

Continuará...

1 comentario:

Valdu dijo...

Como no podía con la incertidumbre he leído el triste final. El caso es que nadie conoce a Gary Kildall (que seguramente tenía mucho más talento que Bill Gates como programador y tiene más logros a nivel personal) y todos conocemos a Bill Gates.
La moraleja de la historia me lleva a pensar: debo dejar de componer, buscar un poco, plagiar a un grupo maquetero con gancho (uno de estos chabacanos con gracia, tipo opá), buscar un cantante friki para hacer el friki cvon él, un poco de promoción bien hecha, fichar por Vale Music y a vivir que son dos días.

Contacto

lacaraba@gmail.com