4 dic. 2006

El trabajo, de cantidades y equilibrios


A mi el volumen de trabajo me recuerda a las caravanas de la carretera, tan pronto hay mogollón que estas estresado y te tienes que quedar más rato para que no se acumule como que de repente tienes poco o nada, y te pones a pensar qué demonios pasa, y es que esto de los proyectos funcionan a su libre albedrío como a algún jerifalte se le ponga en las narices, como esas caravanas en las que pasas de 0 a 120 sin saber porqué.

Porqué no está uno entretenido en lo suyo, comiéndose la cabeza para resolver los problemas planteados pero sin prisa, sin agobios, sin tiempos ni plazos de entrega con lo bonito que sería verdad, y no que cuando queda mucho las cosas se enlentecen y cuando está a la vuelta de la esquina el plazo de entrega, todo son prisas y agobios, y frases como "tiene que estar para ayer".

Nos vemos ande se tercie.-

No hay comentarios:

Contacto

lacaraba@gmail.com