1 dic. 2009

Acabaron con mi pituitaria

Malos olores en el baño del trabajoAviso antes de nada: el contenido de éste post puede herir la sensibilidad de los muy sensibles, queda dicho, y el que avisa no es traidor.

Hoy toca lidiar con un tema escatológico que preferiría no mentar pero las ganas que tengo de meter una paliza a alguien que lo mejor será canalizar esta furia hacia lugares más cívicos, usease éste blog. El caso que me perturba hoy (y días pasados) es la necesidad de ir al baño, cuando tienes por obligaciones fisiológicas la premura de visitar el baño y te encuentras con esa bofetada de olor nauseabundo, pestilente, hediondo, fétido, repugnante, puerco, repulsivo y descripciones similares, te cagas en la puta madre que pario al que cago antes de que tu llegaras al baño, por amor de dios, si estas podrido por dentro y no tienes mejor lugar que el trabajo para liberar esas toxinas radiactivas de las que te compones, porqué no te quedas en tu puta casa y cagas hasta vaciarte... diablo de tasmania, mofeta, hijo de mil padres!!!
Y otra pregunta de la muerte: porqué no pondrán ambientadores de airwick en los baños de mi trabajo para que no tengamos que soportar este trance, cuando no tienes otro remedio que acudir allí a desaguar o bien descomer.
Y para esto no hay leyes o qué, tanto presupuesto para memoria histórica y uso del catalán, qué pasa con los malos olores laborales, como en la Moncloa huele bien, nadie dice nada, esto no sale en la tele ¿verdad?
Yo como siga así, demando por mobbing, esto es insostenible. ¿Alguien me entiende?

No hay comentarios:

Contacto

lacaraba@gmail.com