22 abr. 2009

Conduce con responsabilidad

La anécdota de hoy me ha sucedido justo antes de entrar al trabajo, en un semáforo que tengo que cruzar para llegar a la acera donde están ubicadas las oficinas de mi empresa.
Como todos los semáforos que tienen el típico botón de "peatón pulse" mucha gente antes de cruzar lo pulsa y espera mientras el muñequito está en rojo y los coches pasan, cuando el muñequito está en verde la gente se dispone a cruzar, no inmediantamente, porque siempre hay algunos que se saltan los semáforos, pero esta vez tras 2 o 3 segundos, que eso en un semáforo de Madrid es toda una vida, después de que el muñequito estuviera en verde me pongo a cruzar como el resto de los que esperaban, y al poco por mi derecha viene un coche cuyo conductor iba tan tranquilo conduciendo con una mano en el volante (su mano derecha) y la otra en el móvil (la izquierda), lo he visto claramente porque ha pasado delante de mi, justo cuando yo estaba en mitad del paso de cebra, el tipo ni se ha enterado de que el semáforo estaba en rojo para los coches, ni que pasaban peatones por la calle, concluyendo que si hubiera atropellado a cualquier viandante no se hubiera dado cuenta hasta muy tarde y sin remedio.
La conclusión que saco de este episodio es que nunca usemos el móvil conduciendo sin un sistema manos libres, porque seguro que nos vamos a distraer muchísimo más de lo que imaginamos. El gilipollas éste seguro que tendrá un disgusto de seguir así de distraído mientras conduce, pues ya os dije que el semáforo llevaba unos 3 segundos en rojo para los conductores y el paso de cebra estaba lleno de gente que cruzaba la calle.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En esto no soy la más indicada para opinar porque soy de las imprudentes que habla con el móvil cuando voy conduciendo, una insensata de primer orden....

Contacto

lacaraba@gmail.com